Todos somos equilibrio

Carolina Aguirre Cano

En nuestra vida se presentan muchos momentos donde cada uno de nosotros busca estar en equilibrio, por ejemplo, podemos sentir extremos de emociones que se vuelven inmanejables, por lo cual, volver a nuestro centro siempre será el mejor camino.

Estamos compuestos de elementos de la naturaleza, todos somos tierra, el elemento tierra se representa en la estructura del universo, además da forma al cuerpo humano y a toda la creación. En el cuerpo humano el elemento tierra se asocia con el olfato, a través de éste tomamos los olores de la creación, el olfato nos afecta de manera física y emocional.  Además, se asocia con el bazo, el páncreas y el estómago. En últimas, lo que busca el elemento tierra dentro del cuerpo es iniciar la digestión de la realidad que vivimos.

Todos somos agua, el elemento agua es el mayor componente físico del cuerpo humano, por lo menos el 60% del cuerpo está representado por agua. En el cuerpo humano el elemento agua se asocia con el gusto, a través de éste saboreamos. Además se asocia con la uretra. Lo que busca el elemento agua es aliviar todo el dolor y la inflamación en el cuerpo.

Todos somos fuego, el elemento fuego tiene la capacidad para darnos calor y reflejar luz. En el cuerpo humano el elemento fuego  tiene la capacidad para digerir los alimentos, se asocia con los pies, y busca impulsarnos a tomar el rumbo que queremos. También es asociado al corazón y al intestino grueso, donde el fuego permite darle intensidad al amor, a la vez que permite digerir la realidad vivida.

Todos somos aire, el elemento aire permite que la sangre circule, que el alimento se mueva, que los impulsos nerviosos se deslicen, que los pensamientos fluyan. En el cuerpo humano el elemento aire permite que nuestros movimientos sean demasiado rápidos o demasiado lentos.  Además se asocia con los pulmones. Lo que busca el elemento aire, es darnos el potencial de energía necesaria para la vida y darle un ritmo.

Todos somos amor incondicional, éste nos permite auto-sanarnos, está asociado con el Corazón, que es quien incluye todos los elementos anteriores, ya que por el elemento tierra se le dio forma a este órgano, el elemento agua permite que los fluidos dentro de él se puedan dar, el elemento aire permite que puedan fluir en su interior y combinando el elemento fuego y aire el corazón puede bombear al ritmo perfecto. El amor incondicional permite que permanezca sano.

La idea es que cada uno de los elementos no posea exceso ni escasez dentro de la vida de cada uno de nosotros, siempre deben estar en equilibrio para poder entregar el amor incondicional, que se logra al conectar los elementos en el centro del pecho y poderlo expandir.

Para sanarte a ti mismo, te recomiendo ampliamente el Reiki. Allí encontrarás el equilibrio, aprender a potenciarte, auto-sanarte y posteriormente poder entregar el amor incondicional a todos, con el fin de sanarnos, y lograr todos juntos un equilibrio.

Comparte en tus redes :)
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Continuar leyendo...

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito esta limpio

    Al utilizar esta página web, estás de acuerdo con nuestro uso de cookies. Utilizamos cookies para poder darte la mejor experiencia y ayudar a que la página funcione de manera óptima.

    ¡Gracias por tu interés!