Conexión con DIOS

Jorge Iván Giraldo Giraldo

Se acerca la Navidad y es un gran momento para reconectarnos con nuestra esencia, con nuestra alma, que ilumina nuestro camino, que es el propósito de vida que tenemos en este momento de la humanidad.

Muchos creemos en Dios y muchos otros que no creen en Él, pienso que deben creer en algo que les inspira y motiva a hacer las cosas y a sentir que su vida tiene sentido. Para mí, Dios es la FUENTE de energía de todos nosotros como seres vivos, es esa LUZ que guía nuestro camino cuando parece que todo está oscuro. Es ese SER que SOMOS por ser extensión de Él y, que por dicha relación única y real podemos extender el poder creativo de nuestra fuente que es el AMOR INCONDICIONAL.

A través de la comprensión que me ha brindado Un Curso de Milagros, he podido experimentar en mis últimos años lo que realmente significan los milagros, dado que sólo se pueden experimentar cuando nos conectamos a nuestra chispa interior, que permite que permanezcamos conectados a nuestra fuente. Los milagros son actos de amor que suceden de forma natural cuando nos reconectamos a nuestra esencia, a lo que realmente SOMOS.

Haciendo una analogía, te invito a que te imagines un celular, algo ya muy conocido por todos a nivel mundial. Ese celular tiene un propósito, una función y, es esto lo que elegimos nosotros al momento de comprarlo, que pueda satisfacer una necesidad que creemos tener. Dicho celular mientras está activo y en servicio, va gastando poco a poco su energía y para restablecerla necesita que se conecte a una fuente de energía, con lo cual vuelve a estar en plenas condiciones para prestar su servicio de forma óptima. Esto mismo sucede con los seres humanos, cada uno tiene un propósito, un fin y al cumplir dicho fin estamos gastando nuestra energía en las actividades que realizamos diariamente a través de nuestra ocupación o empleo y, al sentir el desgaste que se siente debemos recargar nuestra batería, nuestra energía, la cual recargamos cuando nos conectamos a nuestra fuente que para mí es Dios o en aquello que creas que te dio origen, que permitió que seas una realidad.

Te invito a conectarte con Dios para que así puedas conocerte realmente a ti mismo, de forma que conozcas a tus hermanos y a tu Padre Creador y esto te generará un estado de inmensa paz y plenitud al recordar quién eres realmente. Aprovecha este tiempo y la oportunidad que tienes para despertar y dejar de identificarte sólo como un cuerpo físico, ya que eres algo más que eso, no eres sólo la carcasa del celular, eres mucho más: eres esencia. Ésta es la que realmente conoce el propósito que tienes en tu vida en este momento de la humanidad y, tu cuerpo es el medio para comunicarte con la esencia de las personas con las que interactúas a diario.

Comparte en tus redes :)
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Continuar leyendo...

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito esta limpio

    Al utilizar esta página web, estás de acuerdo con nuestro uso de cookies. Utilizamos cookies para poder darte la mejor experiencia y ayudar a que la página funcione de manera óptima.

    ¡Gracias por tu interés!