El SECRETO de la ABUNDANCIA

Jorge Iván Giraldo Giraldo

Hoy 25 de Marzo de 2021, al reducir esta fecha según la numerología humanista, obtengo los números 7, 3 y 5, lo cual me invita a pensar en la «Teoría de los Septenios» de Rudolf Steiner. Esta teoría, divide el desarrollo personal en ciclos de 7 años, que marcan la evolución de la CONSCIENCIA de cada persona a lo largo de la vida. Estos ciclos se presentan en 3 etapas: físico, anímico y espiritual. Y para que este desarrollo sea efectivo, según mi experiencia particular, en nosotros debe DESPERTAR el 5 elemento que nos guía y nos permite RECONOCER la VERDAD, aquello que es inalterable y que nunca cambia según nuestra NATURALEZA.

La primera etapa (físico) constituye un periodo de formación.

En la segunda etapa (anímico) son comunes los cuestionamientos respecto a nuestra vocación, asumimos lo que SOMOS, nos volvemos más genuinos. Dicen que fue a los 35 años cuando Buda alcanzó la iluminación, y una edad semejante tendría Jesús en el momento en que su vida física acaba.

En la tercera etapa (espiritual) experimentamos la reconexión con nuestra verdadera identidad. Hay una vuelta hacia el interior, se abren caminos de crecimiento personal, creatividad y sabiduría.

A muy pocos días de cumplir 42 años, y después de hacer un análisis completo sobre todos los procesos que he experimentado durante mi vida, puedo COMPRENDER el propósito que tuvieron cada uno de ellos y cómo todos se encuentran totalmente CONECTADOS. Reflexioné y analicé si había comprendido el aprendizaje de cada septenio y, luego llevé a cabo las acciones necesarias para elevar el nivel de mi CONSCIENCIA al momento en el cual me encuentro. HOY, Aquí y Ahora, puedo decir, no sólo a través de mis palabras, sino también a través de mis acciones que he COMPRENDIDO los aprendizajes de cada septenio y, que he vencido todos los miedos asociados a dichas etapas, con lo cual recibo con AMOR y GRATITUD a DIOS, la última etapa de mi vida, en la cual me conectaré mucho más con mi CRECIMIENTO PERSONAL, mi CREATIVIDAD y mi SABIDURÍA.

La CREATIVIDAD y la SABIDURÍA se alcanzan cuando nos RECONECTAMOS con nuestro origen, con nuestra esencia, con nuestra naturaleza. Para alcanzar la SABIDURÍA debemos comprender que los diferentes tipos de conocimiento que existen: Científico, Filosófico, Empírico, Religioso e Intuitivo, no se encuentran separados sino UNIDOS. Desde esta visión integral podremos CONOCER y COMPRENDER quiénes SOMOS y cuál es nuestro PROPÓSITO. En mi vida hago uso de todos ellos y, esto me permite identificar rápidamente las respuestas para cada situación, el aprendizaje de cada relación. La profesión que elegí estudiar, Ingeniería de Sistemas, me ha permitido hacerme experto en analizar los sistemas como un TODO, de forma que puedo identificar claramente las verdaderas causas de las fallas o errores en los sistemas que analizo, para definir el plan de acción que permite la implementación de la solución, que restaure el funcionamiento en equilibro y armonía del sistema. Mi propósito de vida me ha guiado a especializarme en el estudio del SISTEMA HUMANO, partiendo desde mi experiencia personal. He experimentado y comprendido el poder curativo que tienen las plantas naturales en nuestro cuerpo físico, de hecho aún sigo conectado con ellas y esto, me ha permitido disfrutar de una vida saludable, de tal forma que sólo visito los Hospitales y Clínicas cuando lo hago a través del Voluntariado de Corazón de Niño®, en donde Tronco (mi payaso hospitalario) visita y acompaña a las personas que se encuentran en estas instituciones, para ayudarles a gestionar adecuadamente sus pensamientos y emociones. He participado en el desarrollo de un sistema de electro acupuntura para prevenir las enfermedades, lo cual me llevó a la India a representar a Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, en una competencia mundial de CREATIVIDAD, en donde a través de la tecnología y la energía de nuestro cuerpo físico, creamos una solución para prevenir los malestares y enfermedades. He estudiado Reiki, una técnica japonesa para la auto sanación, que se ha conectado de manera perfecta en mi vida y la cual compartimos a través de la enseñanza a otras personas, que han comprobado por sí mismas los efectos que genera esta técnica en el bienestar y la salud. Hice parte de una Comunidad Religiosa donde estudié Filosofía y Ciencias Religiosas para comprender más a fondo sobre nuestros cuerpos mental y espiritual y esto, me ha permitido comprender claramente lo que nos enseña Un Curso de Milagros, que es una herramienta mundial de transformación mental, que a muchas personas les cuesta entender y comprender, porque sólo tratan de entenderlo desde la teoría, dejando a un lado la práctica y la experiencia que es la que en verdad nos permite COMPRENDER cada proceso.

Así que el SECRETO de la ABUNDANCIA es CONECTAR con nuestra NATURALEZA, con nuestra ESENCIA, SER CONSCIENTES, restablecer nuestro SISTEMA para que la CREATIVIDAD y la SABIDURÍA, nos guíen en cada RELACIÓN que tenemos: con nosotros mismos, con las personas con las que interactuamos en los diferentes escenarios de nuestra vida (familiar, laboral, social), con el dinero, con la salud, con el amor, con el tiempo, con el éxito. Esto nos permitirá sentirnos multimillonarios, porque la ABUNDANCIA abarca TODO y, no sólo una parte, como en ocasiones asociamos cuando sólo analizamos una parte del sistema.

AGRADEZCO a mis más grandes SABIOS: mi madre y mi padre, quiénes me han enseñado a través de su sabiduría, conexión con DIOS, amor, ejemplo y experiencias personales, todo lo que necesitaba para comprender cada proceso de mi vida y, estar listo para disfrutar de la ABUNDANCIA que tienen para mí DIOS y el Universo.

AGRADEZCO con AMOR todas las RELACIONES en estos 42 años de vida.

Comparte en tus redes :)
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Continuar leyendo...

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito esta limpio

    Al utilizar esta página web, estás de acuerdo con nuestro uso de cookies. Utilizamos cookies para poder darte la mejor experiencia y ayudar a que la página funcione de manera óptima.

    ¡Gracias por tu interés!